Manifiesto a la opinión pública

Date: 
18 Feb 2008

El Movimiento Nacional Por el derecho a la Salud se une a la indignación y protesta de los pobladores de Laurelty, por la total inoperancia e ineptitud con que las Autoridades Nacionales han manejado la situación desde que se desatara el brote de Fiebre Amarilla en nuestro país.

Responsabilizamos al Presidente de la República y al Ministro de Salud Pública por las muertes y enfermedades por Fiebre Amarilla que han sucedido y los que puedan suceder en adelante, producto de la falta de previsión, desinformación e irresponsabilidad con que se actuó ante esta grave amenaza para la salud pública, desde que se tuviera la información del brote de la enfermedad en el Brasil.

Resulta dramáticamente vergonzoso la inoperancia del Ministerio de Salud que teniendo la información del brote de la enfermedad en el Brasil y ante las primeras sospechas de la enfermedad en nuestro país no se hayan tomado los recaudos necesarios para garantizar lo mínimo de lo mínimo, como son las vacunas, para un inmediato bloqueo de las zonas de riesgo.

Consideramos un insulto mayor que el mismo Ministro de salud haya dado un falso diagnóstico en el primer caso de muerte por fiebre amarilla en Laurelty y que haya mentido descaradamente al pueblo prometiendo un inmediato bloqueo en la zona cuando que ocho días después aún no se haya hecho nada.

Consideramos inhumano e inescrupuloso lo denunciado por pobladores de Laurelty que aseguran que las escasas e insuficientes vacunas traídas el 13 de Febrero fueron destinadas a las casas de operadores políticos colorados que priorizaron la vacunación de sus correligionarios.

Condenamos enérgicamente el abandono de la ciudadanía por parte de las autoridades, dejándola al borde del colapso sin siquiera tener el respeto de escucharla y asumir sus responsabilidades.

Los pobladores de Laurelty nos han dado una lección de dignidad y ciudadanía al salir a las calles a exigir para todos/as nosotros//as el Derecho a una Salud pública sin exclusiones

Exhortamos a la ciudadanía a seguir el ejemplo de Laurelty a exigir a nuestra autoridades a que cumplan con el mandato constitucional de garantizar la Salud de todos los habitantes de este país , sin desmedro de nuestro compromiso ciudadano de redoblar esfuerzos en eliminar todo posible criadero de larvas en nuestras casas y nuestro barrios.

Hoy más que nunca reclamamos la necesidad de una verdadera revolución de la salud pública que haga posible que la vida de cada ciudadano/a sea el valor más preciado y defendido en su justa medida.

La salud es un Derecho no se compra, no se vende, no se mendiga.

La salud es responsabilidad del Estado.

Author/Source: 
Movimiento Nacional Por el derecho a la Salud
Type: